Crecer con Jesús (formación humana)

Página anterior: Los 5 compromisos de la ESM

Compromiso 1: Crecer con Jesús (formación humana)

¡Vivir un año en la ESM te hace crecer muy rápido! La vida en fraternidad intensa y la formación humana orientada por el equipo de acompañamiento permiten que el estudiante pueda conocer mejor sus talentos y sus límites, y, de tal manera, aceptarse como es en realidad, con los dones que Dios le dio para sí mismo y para los demás. 

Los estudiantes, al aprender a conocerse, pueden buscar apoyo con confianza en sus hermanos de la escuela para vivir juntos los momentos alegres y difíciles que hacen parte del camino de crecimiento.

La ESM Roma se apoya en las gracias de la Comunidad del Emmanuel; en particular, en los hermanos y hermanas que viven en la Trinità dei Monti. De esta manera, la vida en fraternidad de la escuela se extiende hacia los otros estados de vida: el laicado, el sacerdocio y la vida consagrada.

Una experiencia fuerte de fraternidad

  • Se vive en comunidad a tiempo completo durante 10 meses.
  • Se descubre una auténtica fraternidad al compartir con estudiantes provenientes de todo el mundo.
  • Se aprende a vivir de la caridad.
  • ¡Se comparte con culturas muy distintas!

Aprender a conocerse

  • Conocimiento y desarrollo de sí de acuerdo a las herramientas actuales.
  • Desarrollo de talentos: se ofrece a los estudiantes tiempo para desplegar su creatividad y así poder dar lo mejor de sí en diversos ámbitos.
  • Aprendizaje de habilidades: escucha atenta y trabajo en equipo.

Vivir en confianza con un equipo de formación

El equipo de formación está compuesto por un director laico, una laica consagrada y un sacerdote. Los tres son miembros de la Comunidad del Emmanuel. Ellos están presentes para acompañar a los estudiantes en su crecimiento humano y espiritual, compartiendo todos juntos gran parte del día a día. Su despacho está siempre abierto para recibir a quien necesite un espacio de confianza o un consejo. Los miembros del equipo realizan un seguimiento personalizado a los estudiantes para ayudarles a que puedan hacer un balance periódico sobre lo que están viviendo.

Esta relación se vive en un espacio de confianza. El equipo no tiene otro objetivo que ayudar a que crezca la libertad de cada estudiante. Por tanto, para poder vivir este año de formación, se le pide a los estudiantes aceptar con confianza la autoridad del equipo, y en particular del director.

En misión con la Comunidad del Emmanuel

  • Encuentros semanales de maisonnée (comunidad) en grupos de 6 ó 7 hermanos.
  • Encuentros mensuales con los hermanos de la Comunidad del Emmanuel de Roma o del resto de Italia.
  • Misión con la Comunidad del Emmanuel en la Trinità dei Monti, que acoge más de un millón de visitas al año.

 ​ Página siguiente: 2. Conocer a Jesús (formación intelectual)